Uruguay
La incorporación de las nuevas reglas de asignación de derechos a los países de la región, no regidos por el “estándar OCDE”, se presenta como un verdadero rompecabezas difícil de resolver